“El interés”

 

Una colada de café la mira desde su escritorio y le grita: “¡Oye chica, deja la satería con ese tipo ya!”

“El tipo” llegó una fresca tarde. Minutos antes de su hora de partida del trabajo. Si hubiera sido “cualquiera”, lo hubiera mirado un poco prepotente, y disculpándose por su salida le hubiera pasado la “papa caliente” a alguna compañera de trabajo. ¡Pero a este lo atendía ella! No le importo ni la hora, ni “el recado” con el que le venía. El tipo se llamaba Luis. Estaba riquísimo. Muy varonil. Ella se imagino tantas cosas con aquella boca. Se vio deslizando sus dedos entre su cabellera y al mismo tiempo que lo jalaba provocativamente, le arrancaba un beso de aquellos carnosos labios. Lo mandó a pasar y tomar asiento. Lo cuestiono sobre su visita…..de repente, sus esperanzas se le cayeron al piso. Luis llevaba una argolla de compromiso en su mano. Ileana, perdió el interés por ayudar a Luis. Ileana paró de “mover la cola” y le paso la “papa caliente” a una colega.

 

© Daymé García

1 comentario

Archivado bajo Andando En Esta Vida

Una respuesta a ““El interés”

  1. jajajaja, me has hecho reir. Ileana hizo bien, las papas, si estan caliantes, es mejor pasarlas, deja que esten ricas!!!! jajajaja. Un abrazote, MUA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s