El cielo se ha roto en lágrimas

Sobre mi jardín,

Y las flores relamen sus pétalos

De puro gusto

Perfumando los ojos, el paladar y la vida…

La tarde humedece mis recuerdos

Y mi añoranza bosteza al despertarse,

No sé porque o por quién;

Pero araña y me muerde

Y me hace saber que existe y que amo

Y que necesito alimento de besos,

Y de sexo, y de caricias…

Y que necesito,

Urgente,

Hacer añicos el silencio de mi habitación

Y la soledad de mi vida…

Y algo lejos,

En la entrañas,

Me alerta con breve guiño,

La próxima llegada de algo

Que ha esperado más de medio siglo…

El cielo se seca los ojos

Con su pañuelo azul,

Y cuando el sol le lava la cara

La tarde vuelve a sentarse

Sobre ésta infinita paciencia…

 

 

 

Miguel Ángel García

2011

(Primera lluvia de Mayo)

 

Deja un comentario

Archivado bajo Junio, Padre, Uncategorized, Vida

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s