Cuando el reloj , palpitando

Dijo que habías partido

La tarde se hizo un nido

Con sus horas sollozando

Horas que estuve pensando

Viviendo en un embeleso

Tu amor lo retuve preso

Muy junto con mi sufrir

Tarde que te vi partir

¡Sin el sabor de tu beso!

 

 

© Miguel Ángel García

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s