Desde una caja gris

Mis lectores me han creado un personaje ficticio. Un personaje creado en su imaginación  y coloreado  a su antojo. Paso la mayor parte de mi día frente al computador. Soy Eva. Tengo 32 años de edad, mido 5’6, peso unos 65 kilos y apenas salgo de casa. Soy escritora, “blogueo” for a living y casi no tengo contacto con el mundo exterior. Mis amigos son todos imaginarios. Mis lectores creen al leerme que soy una persona rimbombante y alegre. Cuando es todo lo contrario. Soy una mujer gris, en una ciudad gris, parte de un país gris. Paso los días en camiseta y pantalones sueltos. Y apenas me cepillo el cabello. Mi eterna compañera  al escribir siempre es una taza de café del lado izquierdo del buró. Excepto  todos los viernes que le soy infiel y termino cambiándola por una copa de  vino tinto. Soy una organizada compulsiva. Soy el tipo de persona que piensa que cada cosa tiene su sitio y no me puedo  ir a dormir sabiendo que algo está fuera de su lugar. Por mas cansada que este término levantándome y ubicando cada cosa en su sitio. Siempre fui poco sociable, y ahora al trabajar desde casa, pues menos tratable me he vuelto. Con toda esta era de estar a un solo  “click” de lo que se necesita, pues menos que menos salgo de casa. Ordeno todo desde mi computador, la ropa, comida, libros que consulto mientras escribo, productos de aseo personal, medicinas, en fin todo lo que necesito lo ordeno desde mi caja gris. Mi vida es monótona. Todos los días hago lo mismo, a la misma hora, en el mismo orden. Excepto los días que me masturbo con juguetes que también ordeno a través del internet. Me he convertido en una mujer de piedra, con un corazón igual. No tengo hijos, ni perros, ni gatitos. Mucho menos un novio. Soy tímida e insegura y prefiero quedar así hasta el día que muera antes de hacer el ridículo. No me interesa cambiar. Soy una mujer apática y gris aunque mis lectores prefieren pensar que soy todo lo contrario.

3 comentarios

Archivado bajo Andando En Esta Vida, Hoy, Pandora, Uncategorized, Vida

3 Respuestas a “Desde una caja gris

  1. Ad guerra

    Dayme me encanto este relato. Adelante, va bien la vida cuando se escribe bien.

    • Ad,siempre es un gusto para mi el tenerte x aca. Y aun mas que lo que escribo te guste. Si hay alguien que disfruto leer mucho es a ti…en fin que es un alago realmente que te agrade. Un abrazo, señor Paz (:

  2. Zahylis Ferro

    jajajaja, no puedo dejar de escucharlo en mi mente con acento argentino. Me gusta. Alguien que acepta que es gris y que no le interesa cambiar. Colores, que no falten los colores en la vida que eso la hace mas interesante.:)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s